Solfeggio: diferencia entre una guitarra electrica afinada en 440Hz y afinada en 432Hz

Diferencia entre una música con guitarra electrica en 440Hz y 432Hz. Escucha ambas las pistas y notas las diferencias en la percepción de tu cuerpo. Te sugiero que escuches antes la en 440Hz, después en 432Hz y luego otra vez en 440Hz. De esta manera tu podrás sentir la diferencia notable.

Tus impresiones son un precioso testigo, por favor escríbeme cosas tu has recibido, gracias!

https://www.facebook.com/flaviavallega432hz

https://www.youtube.com/user/flaviavallega

 

Ondas Gamma 100hz con musica clasica

Las ondas gamma trabajan en un rango de frecuencia que oscila entre 40 Hz y los 70 Hz (algunos autores sugieren de 32 Hz a 100 Hz).
Han sido consideradas durante mucho tiempo como las ondas que retienen la información del cerebro y de los sentidos.
Las ondas gamma son respuestas del cerebro rápidas, de alta frecuencia y rítmicas, sobre las que se ha demostrado que alcanzan sus cotas más altas cuando los procesos cognitivos superiores están en marcha.
Por este motivo, una persona con altos niveles de ondas gamma suele estar asociada a altos niveles de inteligencia, auto-control, compasión y un sentimiento de felicidad generalizado.
Las ondas gamma cerebrales tienen una fuerte vinculación con la memoria y una mayor percepción de la realidad. Por eso, hay personas que carecen de ondas cerebrales gamma o sus niveles son mínimos, y por ello tienden a experimentar dificultades en el aprendizaje y el desarrollo mental.
(Se le agrego musica clasica de fondo para que el cerebro no rechace o se aburra, dado que el ritmo es esencial. Aunque por si solo las ondas gamma actúan, con ritmo se puede escuchar durante horas sin enfadarse o cansarse.)
Informacion de varias fuentes.
Aqui les dejo el audio original para su uso personal.
http://goo.gl/yuw430

La música como instrumento de tortura o arma de guerra

Sí. La música puede ser todo un placer. Pero también se puede convertir en un arma muy eficiente o incluso ser utilizada como un instrumento de tortura.  Hay quienes consideran que este tipo de aplicaciones de la música son muy modernas y que van indisolublemente asociadas con el creciente poder destructivo de la industria armamentística. Sin embargo, la utilización de la música como arma no es ninguna novedad a lo largo de la historia del hombre, cómo se mostrará a través de un peculiar ejemplo. Ha habido momentos en la historia en los cuales, ciertos instrumentos musicales han llegado a tener el status de arma. Valga citar la prohibición de armas que se impuso a los escoceses tras los violentos levantamientos de 1715, 1745 y 1746 tras los cuales, se impusieron un buen número de onerosas prohibiciones entre las que destacaba la prohibición de las armas tradicionales escocesas. Entre esas “armas” estaba la gaita de guerra, así como otros instrumentos propios de los destacamentos militares.
El desarrollo de la tecnología y el conocimiento de la física del sonido han dado lugar a aplicaciones muy sofisticadas en el desarrollo de armas acústicas. Así han sido desarrollados cañones acústicos que pueden tener efectos letales. Es fácil pensar que este tipo de dispositivos sónicos poco o nada tienen que ver con la música, puesto que, al fin y al cabo, se basan en el uso de ondas sonoras, acaso la dimensión más física del sonido. Sin embargo, como veremos a lo largo de este artículo, la música, tal y como todos la concebimos, puede ser utilizada, perfectamente, como un instrumento de agresión.
Uno de los estudios más interesantes, desde el punto de vista musicológico, se lo debemos a Suzanne G. Cusick. Todo comenzó, según relata en 2003 cuando leía el libro Baghdad Diaries de Nuha al-Radi que relataba su vida antes, durante y después de la primera Guerra del Golfo. Allí leyó:
“Luego de que se terminó la guerra, los aliados pasaban todo el  día y toda la noche volando sobre nuestras cabezas rompiendo la barrera del sonido. Justo como en Panamá cuando atacaron con música a Noriega que estaba encerrado en la embajada del Vaticano. Durante quince días, Bush ensordeció al pobre embajador del Vaticano y a Noriega con rock pesado. Nuestra tortura duró meses—20 ó 30 veces, de día o de noche” (Cusick: 2006)
Cusick pensó que “esas acciones de soldados o exaltados o aburridos que habían visto Apocalypse Now demasiadas veces, posiblemente no eran sólo tonterías pasajeras. Posiblemente se trataba de una política concreta”. En el ejemplo que relata Cusick está bien claro el funcionamiento de este tipo de tortura. Se trata de someter al sujeto a una saturación sonora que no le permita ningún momento de silencio, el cual propiciaría el descanso. La privación del descanso constituye una de las formas más comunes de tortura y puede llegar a tener efectos letales si se lleva al extremo.
Uno de los dispositivos más relevantes es el LRAD (Long Range Aboustic Device) que es capaz de proyectar una franja de sonido con un promedio de 120 dB (hasta un máximo de 151 dB) y tiene un alcance de 500 ó 1000  metros, según los modelos.

“Con capacidades para dirigir música a través de un reproductor integrado de MP3, y de aceptar aparatos externos de audio, como reproductores de CD y MP3, los LRAD han sido enviadas con unidades de combate desde el otoño de 2003. De acuerdo a un vocero de la ATC, fueron usados en Irak en 2004 para reproducir música a volumen muy alto y sonidos desestabilizadores, con evidentes resultados favorables como herramienta para las PsyOps, causando que la insurgencia reaccionara de maneras que incrementaban su vulnerabilidad considerablemente” (Cusick: 2006)

Si nos movemos en rango de decibelios considerables (en torno a los 200db) las consecuencias pueden ser graves e incluso mortales. por poner otro ejemplo de un dispositivo letal. En 1999, Maxwell Technologies patentó el Hypersonic Sound System: a 180 db destruye el tímpano y de ahí en adelante puede destruir los pulmones y causar la muerte en torno a los 200db.
Incluso, algo tan cruel y despiadado como la guerra tiene su parte creativa:

“(…) aunque la táctica de bombardear al enemigo con sonido fue una decisión tomada en altos niveles de mando, la selección de la música fue dejada a elección de los soldados en el terreno …nuestros hombres han demostrado una gran creatividad a la hora de escoger sonidos que creen que afectarían al enemigo… Ellos tienen sus propios reproductores de Mini-Disc con su propia música, además de cientos de sonidos bajados del internet. Escogen las canciones de acuerdo al gusto personal. Tenemos a gente muy joven tomando estas decisiones. En el campo de batalla, entonces, el uso de música como arma se percibe como de menor importancia con respecto a la capacidad que tiene el sonido para afectar la orientación espacial de una persona, su sentido de equilibrio, y coordinación física. Ya que la música es considerada de menor importancia, la elección del repertorio está delegada a la creatividad individual de soldados PsyOps.” (cusick: 2006)

 Canciones de Metallica, Cristina Aguilera, Eminem, son algunos de los ejemplos que han sido empleados en interrogatorios en los cuales se obligaba a escuchar, una y otra vez el mismo tema. Realmente, como muchos defienden, no tiene tanta importancia la música en sí como el poder del sonido en sí mismo. Yo creo que esto es cierto, pero no es lo único. El tipo (estilo o género) de música puede poseer un papel representativo enorme. Resulta interesante ver como la mayoría de las acciones de soldados en el terreno de batalla llevan asociadas canciones que pertenecen, mayoritariamente a heavy metal o rap. Ambos géneros, como muy bien observa Cuscik, poeen un componente masculino (dentro de la cultura norteamericana) muy marcado. Para alguien que no lo escuche habitualmente puede significar un emblema sonoro de la “ira masculina” perfecto. El “bombardear” al enemigo con temas de este tipo supone toda una lucha, en término sonoros; una batalla en la que cada enemigo quiere aplastar a su contrincante mediante la imposición de su implacable espacio sonoro. Por otro lado, muchas canciones poseen textos no menos apropiados para un campo de batalla. Son letras relacionadas con la muerte, insultos racistas, etc. Por todo esto y mucho más, la música como tortura trasciende el mero hecho de su naturaleza sonora. Porta significados que son los “puntos calientes” de la batalla que se libra. En los casos en los que la música es utilizada en interrogatorios o dirigida a reclusos -como en el ejemplo de Guantánamo– las canciones son emitidas en medio de la noche (también durante el día o durante los interrogatorios), ininterrumpidamente y a un volumen considerable para privar al sujeto del sueño, un tipo de tortura muy común. A veces no se trata sólo de canciones. Los torturadores pueden ser “exquisitamente creativos”:

“Benyan Mohammed , un etíope que había vivido en Inglaterra, y que fue obligado a escuchar música de Eminem (Slim Shady) y Dr. Dre durante veinte días antes de que reemplazaran la música por “sonidos de horribles risas de fantasmas y sonidos de Halloween” (Cuscik: 2006)

En el caso descrito, los torturadores llegaron a diseñar una especie de sonorización ambiental. Algo así como un “hilo musical” especialmente dirigido hacia la tortura.
La utilización de grabaciones musicales como forma de tortura forma parte de una práctica de “tortura sin contacto” que no es casual.

“En su libro de 2006 Una Cuestión de Tortura, el historiador Alfred W McCoy ubica los orígenes de la “tortura sin contacto” en un programa financiado por la OSS, la CIA, y los servicios de inteligencia de Canadá y Gran Bretaña en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial. Preocupados por el éxito de los Soviéticos en “lavarle el cerebro” a sus detenidos y destruir su voluntad, estas agencias apoyaron estudios en las universidades  de Yale, Cornell y McGill con el objetivo de descubrir cómo los americanos y canadienses podían lograr lo mismo.En los años 50 los contratos de investigación se concentraron en tres áreas: 1) el gobierno canadiense financió investigación en la Universidad de McGill que exploraba el impacto devastador de la privación sensorial y de la manipulación sensorial (que posteriormente incluiría el encapuchar); del ruido continuo (a alto volumen o no) y de lo contrario, el aislamiento sonoro; la desorientación temporal y el suministro de comidas y bebidas de forma errática; 2) la CIA financió estudios en Cornell y Yale sobre los efectos del dolor auto-inducido (que posteriormente incluiría las posiciones de estrés, y escenarios que provocaban humillación personal, sexual o cultural); y 3) la CIA financió investigaciones en Yale sobre la capacidad de personas ordinarias para causar dolor letal a otros.” (Cuscik: 2006)

Los efectos que pueden producir este tipo de prácticas sonoras sobre un individuo son diversos pero los fines últimos son destruir la integridad subjetiva y emocional del individuo. La música, utilizada como tortura no deja heridas ni marcas, pero su uso, llegado un límite, puede tener efectos psicológicos (y también físicos) devastadores.
El mundo de los blogs no ha sido ajeno a la música como forma de tortura. Cuscik cita varios blogs en los que se  acepta la premisa de que la música puede ser una herramienta de tortura “participan ávidos (de hecho, incluso con júbilo) en conversaciones que buscan producir la lista de canciones (playlist) ideal para uso bien sea en el campo de batalla o en el cuarto de interrogación”. Dos de ellos, por citar ejemplos concretos son  http://littlegreenfootballs.com y http://freerepublic.com
La cuestión de la música como tortura no es anexa. Tiene un protagonismo evidente y su utilización es patente, como puede verse del informe Break Them Down. Systematic Use of Psychological Torture by US Forces

II

La vinculación de la música a las actividades bélicas ha sido una constante a lo largo de la historia de la humanidad. Ya sea de una manera más simple o rudimentaria hasta llegar a las complejas armas acústicas que se han desarrollado hoy día, la música utilizada en los ejércitos, con fines muy bien definidos, nunca ha desaparecido. Uno de los ejemplos es el que se relata a continuación y tiene que ver con el uso de determinados instrumentos en el ámbito militar. Obviamente, esto representa un uso más sencillo de la música que los complejos artefactos sónicos de hoy día. Sin embargo la sutileza de los efectos que los instrumentos de música militar trataban de producir no es menos sorprendente. El caso peculiar que a continuación se presenta es el de la gaita.
Normalmente, la gaita no es vista como un instrumento militar. Sí son vistos como tales, comúnmente, cornetas, cajas, etc. Aún así, conviene saber que la gaita fue un instrumento que formaba parte de los ejércitos de manera habitual. Esto ha sido así durante siglos y siglos. Hubo momentos de la historia en los que incluso llegó a ser considerada “arma de guerra”.Ya cité, al inicio de este artículo el ejemplo de la prohibición de las armas tradicionales escocesas tras los violentos levantamientos de 1715, 1745 y 1746. Y es que, los instrumentos militares no tenían una función tan accesoria como podemos suponer. Por un lado sirven para dar órdenes (cornetas, silbatos, etc.) o marcar ritmo de marcha, desfiles de gala, etc. Todo esto son usos bastante evidentes que todos conocemos. Por supuesto, en el campo de batalla, los instrumentos tenían una función psicológica sobre la tropa que buscaba enaltecer su valor frente al enemigo. Pero, además, los instrumentos militares (especialmente los de percusión) ayudaban a generar cierto “estruendo” de cara al enemigo, pareciendo más fieros y numerosos, por mucho que hoy día, nos pueda desconcertar la manera en que lo hacían. De ahí, que antiguamente se entendiera que los instrumentos musicales vinculados a actividades bélicas  trascendieran el mero hecho de ser instrumentos musicales y se convirtieran en elementos indisociables de la guerra.
Así pues, la gaita de guerra, como otros instrumentos musicales bélicos podía inspirar temor al enemigo o enaltecer el valor y el patriotismo de la tropas.

Ilustración de John Derricke in Image of Irelande(Londres, 1581)
COCKS, William A.;BAINES, Anthony C.; CANNON, Roderick D.: “Bagpipe”. En: The New Grove Dictionary Of Music And Musicians. Stanley Sadie (ed.), London, Oxford University Press, 2001.
Bibliografía citada:
COCKS, William A.;BAINES, Anthony C.; CANNON, Roderick D.: “Bagpipe”. En: The New Grove Dictionary Of Music And Musicians. Stanley Sadie (ed.), London, Oxford University Press, 2001.
CUSICK, Suzanne G. “La música como tortura / La música como arma”. En: Revista Transcultural de Música, No. 10, (2006), http://www.sibetrans.com/trans/a153/la-musica-como-tortura-la-musica-como-arma

Otros links para ampliar información sobre la gaita como instrumento militar:
La gaita en la guerra
La gaita como arma de guerra (foro)

Un ejemplo histórico de empleo de la música como tortura:
Tortura sónica en los campos de Dachau

Bajan la velocidad de la grabación de unos grillos cantando y revelan un coro angelical, casi humano. Extraordinario!

only+the+crickets+s

Otro maravilloso secreto de la naturaleza revelado. Increíbles melodías angelicales se esconden detrás del canto de los grillos. Otra razón más para dejarse mecer por los sonidos de la naturaleza. Nunca escucharás igual al canto de los grillos después de esto.

Luz Arcoiris

El compositor Jim Wilson, grabó el sonido de unos grillos y luego bajó la velocidad de la grabación, revelando algo simplemente increíble. Los grillos suenan como si estuvieran cantando el estribillo más angelical en perfecta armonía. Aunque suena como voces humanas , todo lo que se escucha en la grabación son los propios grillos.

La grabación contiene dos pistas reproducidas al mismo tiempo : La primera es el sonido natural de los grillos  a una velocidad normal , y la segunda es la versión más lenta con las voces de los grillos .

“Descubrí que cuando reducía la velocidad de la grabación a diferentes niveles , comenzaba a transformarse en algo sumamente místico y complejo …….. casi humano . “

¿Quién hubiera pensado …?

Esta es la opinión de Tom Waits ( en Jim Wilson) : . . ” Wilson, él siempre juega con el tiempo. Escuché una grabación reciente de grillos en la que baja la velocidad a una muy lenta. Suena como un coro,  suena como el ángel de la música. Algo brillante , celestial con plena armonía y  algunas partes de bajo . – . . no lo creerías,  es como un coro bajado del cielo, y sólo lo ralentizó , no manipuló la cinta. Así que creo que cuando Wilson le baja la velocidad a la gente, te da la oportunidad de observarlos en movimiento a través del espacio . Y hay mucho que decir sobre ralentizar el mundo ” .

Otros comentarios: “Probablemente la cosa más hermosa que escucharás en mucho tiempo . Hay sólo belleza a nuestro alrededor , sólo se necesita a la gente adecuada para descubrirlo . No tengo nada más que añadir con mis torpes palabras :  sólo tienes que darle play y tomarte  cinco minutos para realmente escuchar”.

Aquí está una vieja entrevista vía “Hearing Voices” con Alex Chadwick de “Day by Day” que introduce al artista / compositor , Jim Wilson y explica cómo la grabación llegó al artista de la discográfica de Robert Robertson :

HUNT : Yo viajo mucho debido a nuestra organización sin fines de lucro . Trabajamos con  niños para la superación personal. Así que yo estoy fuera  gran parte del tiempo. Y tenía unos mensajes diciendo que Robbie Robertson quería ponerse en contacto conmigo. Así que nos fuimos al estudio . Él dijo, “Quiero que hagas lo que te apetezca con esto . Estos son los grillos ” . Así que pensé, oh , Dios mío . ¿Estoy aquí para acompañar a unos grillos?

HUNT : Y cuando los escuché , estaba tan avergonzada de mí misma , estaba tan humillada,  yo no les había tenido el suficiente respeto . Jim Wilson grabó grillos en su patio trasero , y lo trajo al estudio. Después  bajó y bajó y bajó la velocidad . Sonaba exactamente igual que un coro de la iglesia bien entrenado . Y no sólo eso, sino que me sonaba como si estuvieran cantando en escala de ocho tonos. Comenzaron en tono bajo , y luego hubo  lo que yo llamaría , en términos musicales , un interludio , y luego otra parte del coro , y luego un intervalo y otro coro . Siguieron subiendo más y más .

~

HUNT : Cantaban con palabras de grillos . Me quedé pensando , ‘”Casi los puedo entender. Es maravilloso , el tono es suave.” Y nunca se fueron de tono hasta  uno de los interludios , donde se volvieron un poco locos y luego volvieron de nuevo a donde estaban . Y sé que la gente no sabe que están escuchando grillos , a menos que se les diga que eso es lo que es.

ROBBIE ROBERTSON ( artista de la discográfica ) : Esto es lo que es. Es un río . Es un canto . Es la historia la sanación . Es lo que sucedió hace mucho tiempo. Es un cordón dentro del cinturón de la historia . Es lo que se ha olvidado. Es el olor de la hierba dulce y el cedro. Oraciones enviadas al Padre Cielo . Es un camino , una tradición. La forma en la que siempre se ha hecho. Es una cálida sensación. Es el sonido de nuestras voces. Escucha, estoy bailando debajo de ti .

Aquí está Tom Waits hablando en una entrevista con él mismo :

P : Es una de las grabaciones más hermosas que posees?

R: Es una  hermosa y misteriosa grabación del sello de Robbie Robertson. Es de los grillos . Así es, los grillos, la primera vez que la escuché … juré que estaba escuchando el coro de los niños cantores de Viena , o el coro del Tabernáculo Mormón . Cuenta con una armonía de cuatro partes , es un coro que te esta meciendo . Entonces una voz llega a través de la cinta y dice: “Lo que está escuchando es el sonido de los grillos . Lo único que se ha manipulado es que ralentizaron la cinta. ” No hay efectos  de ningún tipo , excepto que se cambió la velocidad de la cinta. El sonido es tan inquietante . Cuando se lo di a escuchar a Charlie Musselwhite , me miró como si yo hubiera sacado un duende de mi bolsillo .

MP3: “God’s Cricket Chorus” (sample) de God’s Cricket Chorus, una versión extendida y digitalmente remezclada y masterizadada, tomada de la grabación original de 1992 titulada “Ballad of the Twisted Hair” del album “Medicine Songs” de David Carson y Little Wolf Band producida por Jim Wilson y lanzada por Raven Records.

Puedes conseguir una copia de la grabación ,  “God’s Cricket Chrous” aquí .

Traducido al español y editado por : Luz Arcoiris

http://www.luzarcoiris.wordpress.com

Fuente: http://hearingvoices.com/transcript.php?fID=142
http://gloriousnoise.com/2008/tom_waits_interviews_tom_waits
” Woyzeck para funcionar a Freud Playhouse” . Bruin diario ( EE.UU. ) , por Andrew Lee. 03 de diciembre 2002
Encuentra más información sobre la grabación en este enlace: http://www.democraticunderground.com/10023815586
Tom Waits en Tom Waits hablando de esta grabación – gloriousnoise.com/2008/tom_waits_i … rviews_tom_waits
Más acerca de la grabación – hearingvoices.com / transcript.php fid = 142
Puedes comprar la grabación original aquí – http://www.amazon.com / Gods -Coro – Crick … = viglink124132 – 20
Grabación original del autor – http://www.constancedemby.com / godscricketchorus_f.html
Y más: scienceblogs.com / startswithabang / … d -down – grillos /

Escucha: La música te cura

La musicoterapia se ha introducido en el campo sanitario dando resultados sorprendentes. Las técnicas utilizadas son muy interesantes, pero mi pregunta es ¿se pueden determinar los sonidos específicos para una persona particular, desde su propia genética natural? Sobre este punto trabajaremos.

Entiendo la “Música de las esferas” de Pitágoras como el proceso de creación que parte de la Primera causa o Dios, y el principio de manifestación del sonido. “Lo que es arriba es abajo” es aplicable para cualquier aspecto de la existencia. Todo palpita en este universo y en nosotros también, en el mundo personal. Los sonidos del cuerpo son -algo- que reconocemos desde bien temprano. Dentro del útero de nuestra madre sentíamos las palpitaciones de su corazón, los movimientos de su intestino, la resonancia de su voz transmitiéndonos su estado de ánimo. Cuando somos conscientes oímos nuestro propio corazón, nuestra propia voz, y si afináramos sutilmente nuestro oído, oiríamos la sangre circulando por las venas. Los sonidos de la naturaleza son el medio más inmediato para lograr una cura rápida. Si, como venimos diciendo, escuchar música alegra el alma y nos estimula, el realizarla, tocar un instrumento creando nuestros propios sonidos nos sumergirá en una sanación más completa.

musica y sanacion

La historia nos dice que en muchas civilizaciones la música fue protagonista, no solo en fiestas y amenizaciones, sino en la medicina. Egipto fue un lugar donde los sacerdotes aplicaban técnicas de curación con el sonido. En muchas civilizaciones de todos los continentes los chamanes (médicos) y brujos sometían al enfermo a grandes ritos con música y cantos. Hoy se siguen manteniendo estos rituales. El sonido no sólo llega a través del oído, sino de la piel también y del campo áurico que envuelve el cuerpo. En la India se trabaja habitualmente con tonos únicos para restablecer la salud. El individuo canta un único tono durante un tiempo prolongado, siempre el mismo cada día. Puede resultar monótono, pero el aburrimiento tiende a disiparse paulatinamente. Una vez que se logra mantener ese sonido con constancia, se va descubriendo el significado oculto, es decir, la personalidad que caracteriza a ese tono. Lentamente la persona va entrando en un estado de conciencia más armónico.

musica y medicina

Ya hemos visto la influencia que tiene los diferentes tipos de música en el hombre. Cuando estas influencias son mantenidas durante largo tiempo pueden convertirse en dañinas o todo lo contrario, en una terapia saludable.

La musicoterapia hasta hoy conocida se ha limitado a transmitir ciertos tipos de músicas, muy generales para todo el mundo; por ejemplo: si usted tiene mucho estrés escuche música relajante; si se encuentra muy abatido o depresivo, vaya a bailar salsa y su ánimo se repondrá. Mencionaré ahora algunos aspectos fáciles de tratar y que pueden ser útiles para cualquiera que desee aplicarlo consigo mismo.

EL PODER SANADOR DE LOS INSTRUMENTOS MUSICALES

Se ha visto como los sonidos ayudan a equilibrar, cómo hacen de medicina de una forma tan sutil. Pero, ¿qué ocurre con los instrumentos? Ellos están hechos de la misma naturaleza, por lo que tendrán algo de medicinal en su estructura. Cuando padecemos ciertos trastornos sería de gran ayuda manifestarse a través de un instrumento. El proceso creativo que se da usando un instrumento nos ayuda a manifestar hacia fuera nuestras inquietudes. La creatividad es un mecanismo que sana; si usamos la música con este fin tenemos doble fuerza para conseguirlo. Hagamos una exposición para saber cómo utilizar los instrumentos. (Las sugerencias aportadas para estos fines son principalmente para aquellos que padecen con regularidad ciertas anomalías funcionales, que a la larga puedan hacerse crónicas).

mandala musica

Instrumentos de PERCUSIÓN. Son ideales para aquellos que están en las nubes, que les cuesta estar en la realidad física, en los asuntos cotidianos. Para aquellas personas que están desconectadas de su cuerpo. También para aquellos que tienen problemas con el orden y el tiempo. En el caso de personas que les cuesta realizar las cosas, estos instrumentos le aportan la fuerza necesaria para llevarlo a la práctica. En definitiva, los instrumentos de percusión nos animan a vivir en este mundo.

percusion

Instrumentos de AGUA. Son beneficiosos para dar sosiego al alma. Nos acercan más a nuestros sentimientos y emociones. Son útiles para aquellas personas que les cuesta llorar o expresar lo que sienten. Estos instrumentos son muy necesarios para los que padecen ansiedad o estrés a causa de un exceso de trabajo, sobre todo intelectual. Cuando los nervios se han apoderado de nuestro espíritu toquemos el arpa, un violín o el chelo.

tocar violin

Instrumentos de MADERA. Son de gran eficacia para devolvernos la alegría. Si nos sentimos atascados mentalmente y es requisito emprender una actividad intelectual, tocar uno de estos instrumentos resulta válido para la pereza mental. Cuando existe falta de memoria o concentración nos beneficiará. Estimulan la comunicación; por lo tanto, si existe un conflicto con la expresión o el lenguaje serán buenos igualmente. Son ideales para los temperamentos poco flexibles y dados a la terquedad e inflexibilidad.

guitarra

Instrumentos de METAL. Estos instrumentos son los más sónicos y conviene utilizarlos con moderación. Se pueden usar en estados de apatía, atonía física, o estados depresivos. Ofrecen gran estímulo vital y nos colocan en un punto de euforia y apasionamiento. Nos levanta el ánimo y nos devuelve las fuerzas para el trabajo diario o para emprender alguna actividad. Cuando la autoestima se pierde o es una constante en nuestra vida conviene utilizar algún instrumento de metal.

saxo

Se debe entender que la utilización de uno de estos tipos es siempre para cuando existe una debilidad del elemento o humor en cuestión. Jamás en los casos de exceso de algún elemento. Si una persona es muy hiperactiva y se le ocurre tocar la trompeta o la flauta (sirva de ejemplo) será como echar piedras sobre su tejado.

INSTRUMENTOS MUSICALES Y SIGNOS DEL ZODIACO

He aquí el listado de combinaciones y su relación apropiada con cada signo:

Grupo VIENTO METAL:

Fuego-Cardinal (Aries )= trompetas, cornetas.

Fuego-Fijo (Leo )= tubas, saxofones.

Fuego-Mutable (Sagitario )= trombones, trompas.

Grupo VIENTO MADERA:

Aire-Cardinal (Libra )= oboe, clarinetes, corno ingles.

Aire-Fijo (Acuario )= fagotes, órganos (de tubos, electrónicos, sintetizadores).

AIre-Mutable (Géminis )= flautín, flautas.

zodiaco

Grupo CUERDAS (rascadas, percutidas):

Agua-Cardinal (Cáncer )= violín, viola, piano, celesta, clave, arpa, banjo,guitarra.

Agua-Fijo (Escorpio )= Violonchelo, contrabajo.

Agua-Mutable (Piscis )= lira, laúd, cítara, mandolina, campanas tubulares.

Grupo PERCUSIÓN:

Tierra-Cardinal (Capricornio )= bongos, congas, timbaletes, gong, platillos,caja, pandero.

Tierra-Fijo (Tauro )= bombo, timbales, tom-tom.

Tierra-Mutable (Virgo )= xilófono, vibráfono, marimba, crótalos.

musica y astrologia**Aquí tienes otra forma de trabajar equilibrando tu energía, en este caso a través de la alimentación: Alimenta bien tus chakras

Escucha: la música te cura es un apasionante viaje al mundo sanador del sonido en la batuta de Miguel Ángel Qirón,

quiron firmaterapeuta e investigador de armonías

Fuente: http://www.121sb.com/escucha-la-musica-te-cura/