La Audiencia Nacional condena a un exdirectivo de la SGAE por gastar 40.000 euros de la visa en prostitutas

La Audiencia Nacional ha condenado a Pedro Farré, exdirector de Relaciones Corporativas de la Sociedad General de Autores (SGAE), a dos años y seis meses de cárcel por los delitos de apropiación indebida y falsificación de documento mercantil, al gastarse 40.000 euros en invitaciones a copas para prostitutas.

El dinero fue gastado por medio de la tarjeta VISA corporativa que la SGAE le entregó para gastos de representación, y de la que él dispuso ese dinero en total en sus visitas a locales de alterne que comenzaban por la tarde y terminaban al amanecer del día siguiente. Los gastos se centraban en invitaciones a copas y champán a las prostitutas, así como sus gastos de “alojamiento”.

Condena también al Director Financiero a doce meses de prisión, por un delito de encubrimiento

Farré siempre adujo en su defensa que le habían tendido una trampa y que fue delatado ante la Guardia Civil por un detective-periodista apellidado Cervero, quien no declaró ante el juzgado por estar gravemente enfermo de una dolencia cardíaca.

La Audiencia también condena al Director Financiero de la SGAE Ricardo Azcoaga por un delito de encubrimiento a doce meses de prisión, ya que aceptó los gastos de Farré y no alertó a la dirección de lo que estaba ocurriendo.

El juez central de lo Penal José María Vázquez Honrubia rechaza en su sentencia que Pedro Farré fuera víctima de una trampa o de una teoría conspirativa y considera probado que Farré gastó en locales de alterne 39.552 euros. La sentencia no es firme.

Debido a que las entidades bancarias no instalan cajeros electrónicos en prostíbulos, los cargos se realizaban a través de las máquinas “terminal público de venta” (TPV) que tenían los locales de alterne y con las que, a modo de cajero electrónico, Farré obtenía dinero en efectivo a través de la tarjeta VISA con una comisión del 10% sobre la cantidad entregada.

Con el fin de enmascarar ante la SGAE la verdadera naturaleza de las prestaciones recibidas en los locales de alterne, Farré elaboró y presentó al Departamento de Contabilidad de la SAGE “diez recibos completamente inveraces”, según la sentencia y en los que hacía constar expresiones como “catering”, añadiendo su firma y unas palabras manuscritas referidas a personas o entidades supuestas que justificarían estos gastos; recibos que acompañaba de algunos de los tickets auténticos de las empresas de lenocinio.

El juez: “Bordea ya el puro esperpento que el acusado diga que organizaba seminarios, foros y presentaciones universitarias en locales de ese tipo”

El dueño del local Private ratificó que Pedro Farré frecuentaba su local, donde tomaba e invitaba a copas a todas las chicas. Siempre que frecuentaba el local cogía un reservado, donde, según su relato, “entraba a las cinco de la tarde con chicas y salía a las seis de la mañana del día siguiente, consumiendo copas, champán, y cambiando de chicas con frecuencia”. La sentencia resalta que Farré acudía en solitario a estos clubes de alterne.

Farré pasaba estas facturas referidas a catering, apuntando los más diversos conceptos; desde “comisario de Policía” a “Seminario presentación Universidad, o realización de un foro de periodistas”, un seminario iberoamericano… Farré hacía constar que eran consumiciones para 12 personas, bebidas para 15 personas, cenas para 10 personas.

Vázquez Honrubia considera “absolutamente inasumible” que Farré argumente que invitaba a copas por motivos profesionales de agasajo corporativo, “pues el fraccionamiento y homogeneidad de los tickets es bien revelador del uso para fines, exclusivamente privados, de la tarjeta corporativa. Y bordea ya el puro esperpento que el acusado diga que organizaba seminarios, foros y presentaciones universitarias en locales de ese tipo -añade-, no siendo de recibo que se alegue que acudía con los participantes de los mismos al concluir éstos, pues como han relatado los gerentes de los establecimientos, Pedro acudía a los locales por la tarde, quedándose en los mismos hasta altas horas de la madrugada, siendo puramente disparatado que se llegue a argumentar que como en estos locales se reproducía música, podía realizar labores profesionales tendentes a preservar los derechos de autor”.

La sentencia concluye “sin duda de ningún género” que Farré acudía en solitario a las casas de lenocinio, donde cargaba sus gastos particulares a la tarjeta corporativa de la SGAE.

Fuente: http://www.publico.es/politica/audiencia-nacional-condena-exdirectivo-sgae.html

Anuncios

Nos deja otro grande: Joe Cocker, el cantante blanco con voz negra

En 1983 ganó un premio Grammy por Up Where We Belong, un dueto con la cantante Jennifer Warnes.

El cantante británico Joe Cocker murió este lunes a los 70 años. Su particular voz rasgada y grave era considerada una de las mejores de blues y soul salidas de Reino Unido.

Este martes, su agente, Barrie Marshall, confirmó que el cantante murió en su rancho de Colorado, en Estados Unidos.

“Era simplemente único”, añadió, “y será imposible llenar el vacío que dejó en nuestros corazones”.

Un comunicado de Sony Music, el sello de Cocker, confirmó el fallecimiento de Cocker “tras dar una dura batalla contra un cáncer de pulmón”.

“Su éxito internacional como cantante de blues/rock empezó en 1964 y continúa aun hoy”, explica el comunicado.

Cocker saltó a la fama a fines de los años 60 con una versión de la canción “With a Little Help From My Friends” de Los Beatles.

Justamente esa canción fue la que interpretó en una memorable presentación durante el famoso festival musical de Woodstock en Nueva York en 1969.

Voz rasgada

Cocker nació en Sheffield, Reino Unido, el 20 de mayo de 1944, bajo el nombre de John Robert Cocker.

A los 20 años comenzó su carrera internacional como cantante de blues y rock con diferentes agrupaciones.

Otras de sus canciones más conocidas fueron “You Are So Beautiful” y “Unchain My Heart“.

En 2007 le fue otorgada la Orden del Imperio Británico por su contribución a la música.

En 1983 recibió un Grammy por “Up where we belong”, que interpretaba a dúo con Jennifer Warnes y que fue usada en la banda sonora de la película “An officer and a gentleman” (“Oficial y Caballero” o “Reto al destino”, según los mercados).

Ese mismo año la canción recibió un Oscar y un Globo de Oro como mejor canción original.

Cocker grabó 40 discos e hizo numerosas giras a lo largo y ancho del mundo.

En 2007 le fue otorgada la Orden del Imperio Británico por su contribución a la música.

Tras conocer la noticia de la muerte del intérprete, el baterista de Los Beatles, Ringo Star, rindió tributo a Cocker con un mensaje: “Adiós y que Dios bendiga a Joe Cocker de uno de sus amigos. Paz y amor”.

Joe Cocker saltó a la fama con su interpretación de “With a Little Help From My Friends” en el festival de Woodstock.
A los 20 años Cocker comenzó su carrera internacional como cantante de blues y rock con diferentes agrupaciones.

Otras de sus canciones más conocidas fueron “You Are So Beautiful” y “Unchain My Heart“.

En 2007 le fue otorgada la Orden del Imperio Británico por su contribución a la música.

En 1983 recibió un Grammy por “Up where we belong”, que interpretaba a dúo con Jennifer Warnes y que fue usada en la banda sonora de la película “An officer and a gentleman” (“Oficial y Caballero” o “Reto al destino”, según los mercados).

Ese mismo año la canción recibió un Oscar y un Globo de Oro como mejor canción original.

Cocker grabó 40 discos e hizo numerosas giras a lo largo y ancho del mundo.

En 2007 le fue otorgada la Orden del Imperio Británico por su contribución a la música.

Tras conocer la noticia de la muerte del intérprete, el baterista de Los Beatles, Ringo Star, rindió tributo a Cocker con un mensaje: “Adiós y que Dios bendiga a Joe Cocker de uno de sus amigos. Paz y amor”.

Joe Cocker saltó a la fama con su interpretación de “With a Little Help From My Friends” en el festival de Woodstock.
A los 20 años Cocker comenzó su carrera internacional como cantante de blues y rock con diferentes agrupaciones.

Fuente: http://www.bbc.co.uk/mundo/ultimas_noticias/2014/12/141222_ultnot_reino_unido_muere_cantante_joe_cocker_lv

¡MADONNA PUBLICA UNA CANCIÓN LLAMADA “ILLUMINATI”!: ¡lo cuenta todo!

Me acaban de enviar la letra por correo y mi respuesta ha sido: “es una broma, un nuevo hoax. No puede ser”.
He entrado en google y youtube y me he encontrado con la canción. Es cierto.
Madonna ha salido del armario. Lo ha contado todo.
Mi opinión es que, al ver los fenómenos “Miley”, “Britney”, “Lady Gaga” y “Kesha” se ha dado cuenta de que la conspiración era cierta; que ha sido utilizada durante todos estos años y, de hecho, hace poco confesó que no dejaba a sus hijos ver la televisión. Es decir, que ha utilizado la treta de “decir que los iluminati son buenos” para exponerlos abiertamente. La clave está en la palabra “bumping” que significa “abrir una cerradura sin forzarla”; está contando la verdad sobre los illuminati sin exponerse a que la maten porque está diciendo que “son buenos”. Pero su poder ha sido el secreto: con este vídeo Madonna está diciendo que sí, que los vídeoclips se han utilizado para lavar el cerebro a la población, haciéndoles confundir el bien y el mal.
Madonna ha roto la baraja. A ver si los media pueden ocultarlo por más tiempo. Os traduzco la letra más abajo. –

Madonna “Illuminati” lyrics

It’s not Jay Z and Beyonce
It’s not Nicki or Lil Wayne
It’s not Oprah and Obama
The Pope or Rihanna
Queen Elizabeth or Kanye
It’s not pentagrams or witchcraft
It’s not trying to s-stack for cash
Black magic or Gaga
Gucci or Prada
Riding on a golden cat

No es Jay Z ni Beyoncé
No es Nicki (Minaj) ni Lil Wayne
No es Oprha ni Obama
Ni el Papa o Rihana
la Reina Isabel o Kanye
No es el pentagrama o la brujería
No es intentar “?” para cobrar
Magia negra o Gaga [Lady]
Gucci o Prada
Viajando en un gato de oro

[Chorus]
The all-seeing eye is watching tonight
That’s what it is
Truth and light
The all-seeing eye is watching tonight
Nothing to hide
Secrets inside
It’s like everybody in this party, shining like Illuminati

It’s like everybody in this party, shining like Illuminati
El ojo que todo lo ve está mirando esta noche
Esto es lo que hay
Verdad y luz
El ojo que todo lo ve está mirando esta noche
Nada que esconder
Secretos en el interior
Es como todo el mundo en esta fiesta, brillando como los Illuminati

[Bridge]
It’s the enlightenment that started it all
The founding fathers wrote it down on the wall
And now the media’s misleading us all
To right and to wrong
It’s time to dance and turn this dark into something
So let the fire burn, this music is bumping
We’re gonna live forever, love never dies
It starts tonight

Es la iluminación que comenzó todo
los padres fundadores lo escribieron en la pared
y los media están equivocándonos
el bien y el mal
es hora de bailar y cambiar esta oscuridad a otra cosa
así que deja que el fuego queme, esta música está “abriendo cerraduras” [FUNDAMENTAL: “bumping” es una técnica para abrir cerraduras sin forzarlas”]
Vamos a vivir para siempre, el amor nunca muere

Rihanna don’t know the new world order
It’s not platinum encrypted corners
It’s not Isis or the phoenix, cameras of Egypt
Don’t make it into something sordid
It’s not Steve Jobs or Bill Gates
It’s not the who you love United States
It’s not beaver or the braun
Clinton or Obama

Rihanna no sabe lo que es el Nuevo Orden Mundial
No es platino en esquinas encriptadas
No es Isis ni el fénix, ni cámaras [secretas] en Egipto
No convirtáis esto en algo sórdido
No es Steve Jobs ni Bill Gates
No es quien ama los Estados Unidos
No es el cástor o el “braun”
Clinton u Obama

Fuentet: http://www.rafapal.com/?p=28759#sthash.yqfUDug1.uvsdVlox.dpuf

Hoy 8 de Diciembre, triste dia para la música: John Lennon fué asesinado por un MK Ultra

Hoy 8 de Diciembre, triste dia para la música: John Lennon fué asesinado por un MK Ultra

Y aqui gran parte de la verdad, no toda, porque me temo que es otro falso documental como el que hicieron sobre el primer viaje del hombre a la Luna o el que hizo Jordi Ebole hace poco con la “verdad” sobre el 23-F.

Rap viral sobre la brutalidad policial

El cantante de ‘hip-hop’ Rob Hustle ha convertido en viral su tema ‘Call the Cops’ (‘Llama a los polis’) gracias al videoclip publicado en su canal de YouTube. En el vídeo se muestra una recopilación de escenas reales de brutalidad y abuso policial en Estados Unidos, acompañadas de su canción, en la cual compara a los policías con los nazis y denuncia que los cuerpos de seguridad hacen más mal que bien cuando se les llama.

“LA VERDAD SOBRE LA INDUSTRIA DE LA MÚSICA”

“LA VERDAD SOBRE LA INDUSTRIA DE LA MÚSICA”, excelente artículo de http://despierta-tu-que-duermes.blogspot.com.br/

Detrás de las Compañías Discográficas y de los negocios del ambiente artístico existe una élite de personas super-ricas, que se hacen llamar los Illuminati, o “Viento Conquistador de Moriah” (“Moriah Conquering Wind”), que utilizan la industria para distraer y cambiar nuestras mentes con el propósito de cumplir sus crímenes contra la humanidad.

Las grandes discográficas están controladas por la misma élite de personas que dirige sus negocios a través del ocultismo, y que son los jefes de las sociedades secretas, como los masones y la OTO.

Para inscribirse como músico para las grandes compañías discográficas, tienes que estar dispuesto a trabajar para su Agenda, la que implica obtener finalmente un control total sobre la población mundial. Esto no quiere decir que todos los artistas que se inscriben son conscientes de la Agenda, pero están atados a las reglas y regulaciones estrictas de la industria. La Industria de la Música y Hollywood son sólo dos ejemplos de las industrias que controlan.

Los artistas famosos, que reciben la mayor promoción, son a menudo víctimas de control mental que han sido divididos en múltiples personalidades y son controlados por un programador o un manipulador (que muy a menudo es el director). Esto es para mantener al artista “en línea”, por lo que ellos siguen siempre el curso pre-establecido para ellos. Si el artista trata de alejarse de la “causa”, será amenazado, “reprogramado”, se le impedirá hacer nuevas grabaciones (será despedido o alejado de los medios), e inclusive podrá ser asesinado. La industria artística del arte tiene una de las estadísticas de mortalidad más altas de todas las profesiones. ¿Por qué? ¿Crees que es sólo porque los artistas piensan que usar drogas es “cool”? Piensa de nuevo…

Muchos artistas están involucrados en el ocultismo y son miembros de sociedades secretas como las mencionadas anteriormente, o de la Iglesia de Satán. Ellos practica el Ocultismo y la Magia Negra (como Marilyn Manson, Ozzy Osbourne, Led Zeppelin, por nombrar algunos), y lo que queremos es revelar lo que está por detrás del “glamour” de las bandas. Su tarea es la de desmoralizar a nuestros jóvenes, para crear una sociedad en la que nadie sea capaz de pensar por sí mismo (al contrario de lo que la cultura pop está tratando de enseñarnos acerca de la música rock “rebelde”). La industria del arte crea “íconos” con mensajes degradantes y satánicos, que se supone son un reemplazo para el “invisible” Dios. Los músicos también a menudo actúan de forma degradante (observe el ya clásico ejemplo de Miley Cyrus), y en “alta” o “baja” por las drogas, por lo que sus fans comienzan a actuar de la misma manera. El propósito es crear apatía y decaimiento.


Un buen número de grabaciones contienen mensajes subliminales invertidos en su música, como muchos temas de Led Zeppelin, Michael Jackson, The Eagles, y más… Aquí hay un sitio web que contiene más información sobre Grabaciones Invertidas. No hay duda existen estos mensajes invertidos, pero la pregunta es, ¿quién los puso allí? ¿Las compañías discográficas? ¿Los músicos? ¿Demonios? A la larga, no importa tanto. Están ahí, y sí afecta nuestra mente subconsciente, y no son algo positivo

¿Todo esto parece una locura? ¿Suena increíble? Sí, puede parecer. Sin embargo, esperamos que puedas cambiar de opinión después de haber leído los artículos de esta página web, y los testimonios de las personas que están o estuvieron trabajando en la industria de la música. Mi verdadera ambición es ayudar a poner fin a lo que está sucediendo en esta industria, para detener el control de la mente vicioso que crea títeres ricos pero sin poder, cuyo propósito es inducir a error, degradar y matar. Con suerte, el lector va a ver la verdad y difundir estas palabras para revelar y posiblemente salvar a los que han “vendido su alma al rock and roll (y al control mental)”.

BREVÍSIMO REPASO DE LA HISTORIA DEL ROCK’N’ROLL

El primer éxito del rock and roll fue una canción llamada “Rock around the clock” (El Rock del RELOJ). Parece curioso que la canción que pusiera en marcha una revolución en las costumbres como ésa tuviera por nombre el Tiempo. Como si fueran a poner en marcha otro Tiempo, otra era. Vean en este curioso vídeo a quién iba dirigida esta música. Un producto para niños o mejor, para “teenagers”, palabra que fue inventada en aquella época por los sociólogos de la élite y que significa “Adolescente” (“que adolece” ¿de juicio?). Hasta entonces, los niños dejaban de serlo cuando se convertían en adultos. A partir de entonces, la adolescencia se fue ampliando hasta… los 30 (y más).

ROCK AROUND THE CLOCK ROCK ALREDEDOR DEL RELOJ
One, two, three o’clock, four o’clock rock, Uno, dos, tres, cuatro, rock,
Five, six, seven o’clock, eight o’clock, rock, Cinco, seis, siete, ocho, rock,
Nine, ten, eleven o’clock, twelve o’clock, rock, Nueve, diez, once, doce, rock,
We’re gonna rock around the clock tonight. Vamos a rockear alrededor del reloj de noche
Put your glad rags on and join me, hon, Pónganse sus mejores galas y únete a mí, cariño.
We’ll have some fun when the clock strikes one, Tendremos algo de diversión cuando el reloj marque la una
We’re gonna rock around the clock tonight, Vamos a rockear alrededor del reloj esta noche,
We’re gonna rock, rock, rock, ‘til broad daylight. Vamos a rockear, rock, rock, hasta que sea plena luz del día
We’re gonna rock, gonna rock, around the clock tonight. Vamos a rockear, rockearemos, alrededor del reloj esta noche.
When the clock strikes two, three and four, Cuando el reloj marque dos, tres y cuatro,
If the band slows down we’ll yell for more, si la banda se detiene, gritaremos por más.
We’re gonna rock around the clock tonight, Vamos a rockear alrededor del reloj esta noche,
We’re gonna rock, rock, rock, ‘til broad daylight. Vamos a rockear, rock, rock, hasta que sea plena luz del día
We’re gonna rock, gonna rock, around the clock tonight. Vamos a rockear, rockearemos, alrededor del reloj esta noche.
When the chimes ring five, six and seven, Cuando las campanas suenen cinco, seis y siete,
We’ll be right in seventh heaven. Estaremos en el séptimo cielo.
We’re gonna rock around the clock tonight, Vamos a rockear alrededor del reloj esta noche,
We’re gonna rock, rock, rock, ‘til broad daylight. Vamos a rockear, rock, rock, hasta que sea plena luz del día
We’re gonna rock, gonna rock, around the clock tonight. Vamos a rockear, rockearemos, alrededor del reloj esta noche.
When it’s eight, nine, ten, eleven too, Cuando sean las ocho, nueve, diez y once también,
I’ll be goin’ strong and so will you. Estaré fortaleciéndome, y tu también.
We’re gonna rock around the clock tonight, Vamos a rockear alrededor del reloj esta noche,
We’re gonna rock, rock, rock, ‘til broad daylight. Vamos a rockear, rock, rock, hasta que sea plena luz del día
We’re gonna rock, gonna rock, around the clock tonight. Vamos a rockear, rockearemos, alrededor del reloj esta noche.
When the clock strikes twelve, we’ll cool off then, Cuando el reloj marque las doce nos refrescaremos,
Start a rockin’ round the clock again. empezaremos a rockear alrededor del reloj otra vez.
We’re gonna rock around the clock tonight, Vamos a rockear alrededor del reloj esta noche,
We’re gonna rock, rock, rock, ‘til broad daylight. Vamos a rockear, rock, rock, hasta que sea plena luz del día
We’re gonna rock, gonna rock, around the clock tonight Vamos a rockear, rockearemos, alrededor del reloj esta noche.

Cuando uno analiza la letra del “Rock around the clock” se da cuenta de que hay en ella una graduación típica de los conjuros: 1-2-3-4-5… También es significativo que los escritores de la letra fueran dos judíos como Max Freedman y Carl Myers, que la hubieran escrito dos años antes de que la cantara Bill Halley (y los Cometas), quien la convertiría en un fenómeno de nuestro tiempo. Lo que poca gente sabe es que la versión de Haley fue publicada a mediados de 1954 y que sólo tres meses después entraría en el guión de la película “Semilla de maldad”, una de las tres películas que iniciarían el cine de “adolescentes malos”, junto con “Salvaje” (Marlon Brandon) y “Rebelde sin causa” (James Dean). La versión oficial nos quiere hacer creer que la eligieron porque le gustaba al hijo de Glenn Ford, de 10 años de edad, pero parece claro que fue un lanzamiento premeditado, un proyecto diseñado para manipular a la población pues la película arranca con esa canción precisamente. Significativo también que la siguiente canción famosa de Haley fuera “See you later, aligator” (“Hasta luego, cocodrilo”), absurda canción de naturaleza reptiliana en la que el cantante cuenta cómo le ha dejado su chica (¿A quién se le ocurriría cantar que su chica le llamó “caimán” y se fue con un cocodrilo?).

Ya John Coleman mencionó el gran invento del instituto Tavistock que fueron los Beatles, dejando bien en claro que el rock fue un fenómeno programado con una precisión matemática. Pero tenemos muchos datos más muy interesantes, como para que comprendan que no siempre el talento es lo que cuenta… también la procedencia.

Por ejemplo, Jim Morrison era hijo del Almirante George Stephen Morrison de la armada norteamericana, ¡que estuvo al mando del incidente de la bahía de Tonking (autoatentado) que daría comienzo a la guerra de Vietnam!

John Phillips (líder de Mamas and the Papas) era vástago del capitán de los marines Claude Andrew Phillips, que se crió en instalaciones militares y era descendiente del fundador de los Estados Unidos, John Adams y que varios de sus hermanos trabajaron en inteligencia militar.

El padre de Frank Zappa era un experto en guerra biológica y su mujer, Gail Sloatman, provenía de una familia ligada a la inteligencia militar y en el campo de las bombas nucleares.

Stephen Stills (Crosby, Stills and Nash) también era hijo de un militar y se crió en instalaciones militares, al igual que su colega David Crosby, hijo del Mayor de la sección de inteligencia, Delafield Crosby, proveniente de una familia de jueces, masones de alto grado y militares. Al igual que Jackson Browne y Gram Parsons (Flying Burrito Brothers), también hijos de militares. Al igual que el gran Jimi Hendrix y la maravillosa Joni Mitchel, que llevaron una vida ambulante, siguiendo a sus respectivos padres en sus destinos. Fueron muchos de ellos quienes comenzaron la cultura de la psicodelia y la droga… ¿Cómo? Muy fácil: tenían acceso directo a ella.

Pero si nos adentramos en la oscura figura del mánager, la persona que mueve realmente los hilos de los artistas, la cosa se pone más seria todavía.

El mánager de Elvis Presley fue el oficial de inteligencia, Coronel Parker. Sin duda, este hombre fue el que movió a su antojo al adorable paleto de Memphis al que moldearían a su antojo (Bill Haley era muy feo) hasta que, inevitablemente, se le fue la olla. El mánager de los Beatles fue el judío Brian Epstein. El de Jimi Hendrix, el agente confeso de inteligencia, Michael Jeffrey, quien admitió -y esto es importante- al ingeniero de sonido, Alan Douglas, que estuvo involucrado en la muerte de Hendrix, el cual le reclamaba grandes cantidades de dinero que le había hurtado de lo obtenido en sus conciertos.

Mi opinión personal a la luz de lo investigado sobre el programa MK Ultra es que muchos de esas estrellas del rock, hijos de militares, habían sufrido abusos sexuales, estaban programados y dirigidos por “control remoto”.

Rafapal agrega: “Los Beatles eran incapaces de leer música cuando grabaron sus primeros discos y fueron el agente George Martin, su productor, un gran músico de conservatorio, y Brian Samuel Epstein (otro judío), conocido principalmente por su rol de manager del grupo, quienes guiaron su carrera e introdujeron los mensajes subliminales queridos por la élite… hasta que Lennon se cansó del juego (más tarde, le mandarían un “regalo” MK Ultra). Los Beatles fueron escogidos cuando apenas eran unos adolescentes que tocaban en puticlubs de Hamburgo: un fenómeno programado de lo que hoy llamaríamos “Operación Triunfo”, como más tarde Menudo (Ricky Martin) o los Jackson Five (Michael Jackson) o las Spice Girls o… tantos y tantos. Sólo como ejemplo, las niñas histéricas que corrían detrás de los Beatles al comienzo de su éxito en aeropuertos y a la puerta de hoteles… eran público pagado”.

Ahora bien, esta observación es sumamente clara pero no deja de ser superficial, digamos que se trata de un simple análisis de “lo que está a la vista”. Pero se trata sólo de la punta del iceberg y, como siempre, la parte sumergida es de proporciones muy superiores a lo que podemos ver a simple vista.

Los Beatles, que con su apariencia inocente inauguraron la música rock y electrónica moderna, eran más que un mero grupo de rock a principios de la década de 1960. Pero su eclosión no supuso el advenimiento de una rebelión espontánea de los jóvenes contra el viejo sistema social. Si los ponemos en su justo contexto histórico, nos damos cuenta de que formaron parte de un enorme experimento de masas diseñado por el gobierno inglés para condicionar culturalmente a la sociedad contemporánea, y fue supervisado por la CIA, por el MI6 británico y por el Instituto Tavistock, “que utilizaron drogas psicodélicas y psicotrópicas extraordinariamente poderosas que alteraban el estado mental”, además de la información más novedosa que se desprendía de estudios de la conducta humana en relación con la radio y la televisión. En otras palabras, “los Beatles fueron traídos a Estados Unidos como parte de un experimento social que sometería a grandes grupos de población a un lavado de cerebro del que no serían ni siquiera conscientes”. Este es el fenómeno mundial que más adelante se conocería como ‘beatlemanía’.

Con la excepción de unos pocos hombres taimados y brillantes ocultos en los principales think tanks e instituciones de investigación interrelacionadas con el Tavistock, pocos entendían cómo la llegada de los Beatles a Estados Unidos conllevaría un cambio total de paradigma y provocaría un desastre cultural para toda una generación de estadounidenses. Desde sus orígenes humildes en la década de 1920, tras la Primera Guerra Mundial, el Instituto Tavistock, dirigido por John Rawlings Rees, evolucionó hasta convertirse en una institución de guerra psicológica de la familia real británica y en la división psiquiátrica de la Inteligencia británica durante la Segunda Guerra Mundial. En la década de 1930, el Tavistock desarrolló una relación simbiótica con el Instituto Frankfurt de Investigación Social, fundado por la Sociedad Fabiana. La colaboración entre ambas instituciones punteras dio como resultado una investigación en la cual se analizaba la cultura en la década de 1930 desde un punto de vista neofreudiano. Conforme la Segunda Guerra Mundial se acercaba, la Escuela de Frankfurt, trasladada ahora a Nueva York y puesta así fuera de peligro, coordinó el primer análisis del impacto de un medio de comunicación de masas (la radio) en la cultura. El proyecto se lideró desde Princetown y se conoció como “Proyecto de investigación de la radio”.
   Durante el proyecto, tanto el Tavistock como la Escuela de Frankfurt prestaron especial atención a las técnicas de propaganda nazi, que luego incorporaron a su investigación sobre la conducta humana que, una década después, lanzaría una “importante e irreversible revolución cultural en Estados Unidos” en la estela de la invasión de los Beatles a ese país. El nombre con el que se conoció esa invasión fue “Conspiración Acuario”.
 
   “Los Beatles —escribe el doctor John Coleman— fueron un complot cuidadosamente diseñado por un grupo de conspiradores, que no pudieron ser identificados, para introducir un elemento muy destructivo y disgregador en un gran grupo de población con el objetivo de hacer que cambiase contra su voluntad. Nuevas palabras y frases —preparadas por el Tavistock— fueron introducidas en la sociedad a través de los Beatles. Se generalizó el uso de palabras clave relacionadas con el rock como “guay” y “música pop”, que se convirtieron en un vocabulario camuflado en código, que implicaba la aceptación de las drogas y que llegaba y acompañaba a los Beatles allí a donde iban para ser “descubiertos” por “adolescentes”, creando un enorme segmento de población joven disgregado de la masa social y persuadido a través del condicionamiento y la ingeniería social de que los Beatles eran de verdad su grupo favorito. Todas las palabras clave diseñadas en el contexto de la música rock fueron creadas con el objetivo de controlar las mentes de ese nuevo grupo objetivo: la juventud de Estados Unidos”.
Ingeniería mental de Tavistock 
   Los Beatles no fueron los primeros músicos que crearon el fenómeno de multitudes histéricas y chillonas. Frank Sinatra en el campo de la música y Adolf Hitler en el de la política fueron los pioneros en ese sentido. Crearon en sus seguidores exactamente ese tipo de histeria de masas, pero los Beatles lo lograron durante más tiempo y más intensamente que nadie. “Cuando el fenómeno conocido como rock and roll se destacó sobre la Tierra en la década de 1950, sólo unos pocos se dieron cuenta de que llegaría a dominar completamente la vida estadounidense durante el resto del siglo”. 
   El hombre encargado de que a los estadounidenses “les gustaran” los Beatles fue Walter Lippmann. Los Beatles, el grupo más parodiado y versionado de la historia de la música, fueron puestos ante el público norteamericano para que fueran descubiertos. Los adolescentes, que ignoraban lo que en realidad estaba pasando, fueron sometidos a un aluvión incesante de propaganda de “la música de los Beatles”, hasta que acabaron convencidos de que les gustaba cómo sonaba y la adoptaron como propia junto con todo lo que la acompañaba. Al crear la ilusión de numerosas y “verificables” fuentes de información, los profesionales del lavado de cerebro engañan a la gente para que crea que lo que está contemplando es información objetiva y equilibrada, previniendo, así, que se genere la sensación de que no hay ningún control externo. Teniendo en cuenta que el Bilderberg controla prácticamente todos los medios de comunicación importantes del mundo, les resulta relativamente fácil conseguirlo.
 “El grupo de Liverpool cumplió con las expectativas y “con un poco de ayuda de sus amigos”, es decir, de las sustancias ilegales que llamamos drogas, crearon toda una nueva clase de jóvenes norteamericanos moldeados precisamente según la voluntad del Instituto Tavistock”, afirma Coleman. Lyndon LaRouche, que escribe para la importante revista de investigación EIR, está de acuerdo con esta afirmación: “Los Beatles y los Animals, los Rolling Stones y los maníacos homicidas del punkrock que les siguieron fueron, por supuesto, un producto espontáneo de la juventud alienada como lo fue la cultura del ácido que les acompañaba”. Como el propio John Lennon ha dicho, un día estaban tocando versiones de canciones de otros grupos en bares mugrientos, en garitos de striptease y en clubes del Reino Unido y Europa, y al siguiente les presentaban a la reina de Inglaterra y a los jefes de gobierno de todos los países a los que iban.
   El hombre responsable del éxito sin precedentes de los Beatles fue Theodor Adorno, sociólogo, musicólogo y compositor alemán, uno de los principales filósofos de la Escuela de Frankfurt de Investigación Social. Su arma secreta era un sistema de música atonal con una escala de doce tonos que parecía despertar sensaciones en el cerebro comunes a muchos humanos y que funcionaba especialmente en determinados grupos de edad. La escala de doce tonos o música atonal es un método de composición musical creado a finales de la década de 1910 por el compositor austriaco y agente secreto de la Inteligencia británica Arnold Schönberg.

Describe a la música que no se adapta al sistema de jerarquías tonales, característico de la música europea de los siglos XVII y XIX, que trataba algunas notas como más importantes que otras en lugar de tratar cada uno de los doce semitonos de la escala cromática por igual. Al desarrollar esa idea musical, la idea de Schönberg era que actuara como alternativa a la armonía tonal como fuerza motora básica de la música. La escala atonal de doce semitonos consistía en sonidos graves y repetitivos que Theodor Adorno tomó de la música del culto a Dionisio y a los que aportó un sabor “moderno”. Dionisio, el dios de la fertilidad, el vino, el crecimiento y la predominancia estática, encarnaba el extremo absoluto en el sentido en que trataba de inflamar las pasiones prohibidas del deseo humano, que es la liberación a través del éxtasis contra la cultura racional en la que la responsabilidad y el control consciente se convierten en algo secundario con respecto a los placeres sensoriales básicos. El aulos, un instrumento de dos juncos con un sonido similar al de un gran oboe, se asocia tradicionalmente al culto de Dionisio. El sonido de este instrumento imitaba intencionalmente los gemidos humanos. Los tambores también eran una parte importante de la música de Dionisio. Si se la compara con Egipto, donde las celebraciones en honor a Osiris eran mucho más polirrítmicas, en Grecia no había mucha cultura sobre la percusión. Pero el tímpano, que generaba un sonido grave y vibrante a partir de la piel de animal, siempre se sacaba para Dionisio, al igual que las castañuelas gigantes conocidas como krotala. Mucha de esta música, además de conmovedora, era muy excitante y enérgica. De hecho, a veces se la usaba para acompañar orgías salvajes y alcoholizadas.

De esta manera cerramos nuevamente el círculo que nos trae nuevamente al ocultismo. Tanto los Rolling Stones, como su amigo Kenneth Anger (autor de la película “Lucifer rising” y colaborador de Anthony Lavey), la novia de casi todos los Rolling (la sacerdotisa Anita Pallenberg), John Phillips, de The Mamas & The Papas, el director de cine Roman Polanski, todos fueron cercanos a la satánica Iglesia del Proceso, cuyo líder era un tal Charles Manson, agente MK Ultra, posteriormente inspirador de la matanza ocurrida en la casa de Roman Polanski en 1969 y que se produjo en el curso de una ceremonia satánica.

Polanski ya había rodado la película claramente satánica “La semilla del diablo” que nos retrotrae a la película “Semilla de maldad” que dio comienzo al rock and roll. Oldham, Philips, Anger y unos cuantos más, participaron en la introducción del LSD entre la juventud yanqui, como una prolongación de los estudios de Timothy Leary patrocinados por la CIA (más tarde, cuando Leary se hacía peligroso, le encarcelarían y se quedarían con sus importantísimos informes sobre el cerebro y las visiones místicas).

La lista de los roqueros (o participantes en esta cultura) condenados por pederastia es larguísima e incluye a Gary Glitter, Pete Townshed (The Who), Bill Wyman (Rolling) o el propio Roman Polanski.

FUENTES:

……………………………………………………………………………………………..

Publicado por: Anunciadora de Sión

SÍGUENOS EN EL FACEBOOK: DESPIERTA TÚ QUE DUERMES

PARTICIPA DE NUESTRO GRUPO EN FACE: CON LOS DOS OJOS BIEN ABIERTOS

VISITA NUESTRA PÁGINA GOOGLE+: DESPIERTA TÚ QUE DUERMES

PARTICIPA DE NUESTRA COMUNIDAD EN GOOGLE+: CON LOS DOS OJOS BIEN ABIERTOS

FUENTE: http://despierta-tu-que-duermes.blogspot.com.br/

A %d blogueros les gusta esto: